Top of this page
Skip navigation, go straight to the content

La artritis psoriásica en España

  • Posted by

    Artritis
    La artritis psoriásica es una enfermedad reumática sistémica crónica en las articulaciones del cuerpo cuyo principal síntoma es la inflamación de las mismas (artritis psoriásica) asociada a la inflamación de la piel (psoriasis).

    Según los datos de la Sociedad Española de Reumatología (SER), la psoriasis es una afección de la piel que afecta a un 2 por ciento de los españoles, de los cuales un tercio tendrán sus primeros síntomas antes de los 16 años. De estos pacientes con psoriasis, se estima que el 10 por ciento sufrirá además inflamación en los tendones o en las articulaciones.

    Teniendo en cuenta estos datos, en España unas 100.000 personas padecen artritis psoriásica. Hablamos de una patología que suele aparecer a partir de los 40 años y suele darse tanto en hombres como en mujeres. Y en la mayoría de los pacientes aparece primero la enfermedad de la piel antes que la de las articulaciones.

    Aunque se trata de una enfermedad relacionada con un incorrecto funcionamiento del sistema inmunológico, se desconocen las causas que la provocan. No obstante, entre un 30 y un 40 por ciento de la población afectada suele ser por causas genéticas. También existen otros factores como infecciones, traumatismos, enfermedades endocrinas o el estrés que pueden provocar brotes.

    Amplia variedad de síntomas

    Una de las principales características de la artritis psoriásica es que tiene una amplia variedad de síntomas y manifestaciones por lo que al inicio es fácil confundir su diagnóstico.

    Entre los primeros síntomas están el dolor y la inflamación progresiva de una o más articulaciones. Las de los dedos cerca de las unas, rodillas, pies y muñecas suelen ser las más frecuentes. Pueden parecer dolores ocasiones que se convierten en permanentes.

    A otros pacientes se les inflaman los dedos de las manos y de los pies, similar a cuando te das un golpe fuerte, donde se produce también la inflamación de tendones y ligamentos. Los dolores difusos por el resto del cuerpo y el dolor a lo largo de la columna vertebral son otros síntomas de la artritis psoriásica.

    Tratamiento de la artritis psoriásica

    Esta variedad hace que los médicos apuesten por un tratamiento individualizado para tratar la intensidad y extensión de las articulaciones infamadas, así como la gravedad de las lesiones en la piel. Los antiinflamatorios no esteroideos, los corticoides son medicamentos útiles para reducir el dolor y la inflamación, aunque no frenan la enfermedad.

    Los fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME) son capaces de reducir la actividad inflamatoria mejorando los síntomas articulares y cutáneos. Y también están las terapias biológicas que evitan que el sistema inmunológico cause inflamación ya que bloquean la acción de la proteína que la provoca. Los medicamentos biológicos son muy efectivos tanto para mejorar las manifestaciones de la artritis como de la psoriasis.

    En cualquier caso, ningún paciente manifiesta igual su enfermedad por lo que corresponde a los especialistas decidir el mejor tratamiento para cada persona.

    Tags:
    Categorias:
    Share: