Top of this page
Skip navigation, go straight to the content

Wieke (Países Bajos)

Me diagnosticaron epilepsia en 1987, mientras me planteaba cómo encajar la maternidad, mi carrera profesional y mis estudios. Desde entonces, me he tenido que enfrentar a muchos obstáculos. Mis neurólogos y yo seguimos buscando un tratamiento cuyos efectos secundarios sean tolerables.

Hoy por hoy, reconozco que la epilepsia ha afectado mucho a mi vida, pero sigo adelante sin ningún temor. Me encanta hacer excursiones y viajar y he escrito un libro en colaboración con mujeres que padecen epilepsia, que se titula "In Balans, UitBalans" (En equilibrio, sin equilibrio).

Comparto mi experiencia y fomento la percepción de llevar una buena vida conviviendo con la epilepsia.

No he permitido que la epilepsia me impida hacer realidad mis sueños