Top of this page
Skip navigation, go straight to the content

Catherine (Reino Unido)

Desde muy pequeña ya empecé a adentrarme en el mundo de la epilepsia porque mi padre la padece. A mí me la diagnosticaron a la edad de 15 años, pero debido a su historial, creía que sabía todo aquello que debía saber.

Cuando conocí a un epileptólogo, aprendí mucho más sobre la epilepsia y me di cuenta de mi error. Me volví más proactiva con mis cuidados de salud y busqué un mejor tratamiento. Ahora tengo una mejor percepción sobre la epilepsia y cuento con un magnífico médico que sabe escucharme.

Comparto mi experiencia y fomento la percepción de llevar una buena vida conviviendo con la epilepsia.

La educación es la clave de la comprensión.