Top of this page
Skip navigation, go straight to the content

Carlos (España)

En 1988, después de habérsele diagnosticado la enfermedad de Parkinson a los 38 años, Carlos decidió que su vida no había terminado, sino que solo era el principio de una nueva vida. A pesar de sus síntomas de lentitud de movimiento, pérdida de equilibrio y cambios en el habla, Carlos mantuvo su optimismo. Mientras buscaba un tratamiento eficaz, Carlos se negó a permitir que la enfermedad de Parkinson tomara el control de su vida, afirmando: “La enfermedad de Parkinson puede ser difícil, pero solo si dejas que te controle.”

Cuando emprendió su viaje con el parkinsonismo, las hijas de Carlos se reían de su incapacidad para pelar la fruta y su torpeza con las llaves de casa, pero pronto se dieron cuenta de que aquello no era motivo de risa. Mientras Carlos luchaba por dar con una terapia eficaz, finalmente decidió, con la ayuda de su familia y su médico en 1999, que debía someterse a una intervención quirúrgica de Estimulación Cerebral Profunda, o DBS, por sus siglas en inglés. Su operación tuvo éxito y Carlos pudo reducir su arsenal de medicación.

Como Presidente de la Federación Española de Parkinson, Carlos difundía su mensaje de esperanza a toda la comunidad parkinsoniana. Hoy en día, Carlos sigue recibiendo tratamiento, además de terapia muscular y física. Todavía disfruta compartiendo y dedicando tiempo a su familia, viajando, trabajando con la electrónica, leyendo y con uno de sus hobbies favoritos, haciendo maquetas de trenes. Carlos es consciente de la importancia de enseñar a otras personas los pormenores de la enfermedad de Parkinson y gracias a ello ha sido capaz de crear una sólida red de apoyo.