Top of this page
Skip navigation, go straight to the content

Síndrome de piernas inquietas

Hasta un 9% de la población sufre de síndrome de piernas inquietas (SPI). El SPI es un trastorno neurológico que se caracteriza por sensaciones de hormigueo y cosquilleo en las piernas y un movimiento espontáneo y molesto de las mismas. Los síntomas, que aparecen con frecuencia en reposo al atardecer y por la noche, impiden tener un sueño apacible y esto acarrea cansancio diurno. El SPI es una enfermedad crónica y de lenta progresión que tiene una frecuencia similar a la migraña o la diabetes. Se sospecha que la causa es un trastorno del metabolismo nervioso y se cree que los agonistas de la dopamina pueden ser un tratamiento eficaz.

El tratamiento del síndrome de piernas inquietas

El síndrome de piernas inquietas (SPI), dado que se piensa que está causado por una actividad dopaminérgica anómala, tiende a ser tratado también con fármacos dopaminérgicos que disminuyen el impulso incontrolable de mover las piernas que experimentan los afectados cuando están sentados o tumbados durante un período prolongado, como en la cama o en viajes largos.