Top of this page
Skip navigation, go straight to the content

Lupus eritematoso sistémico (LES)

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune que aparece cuando las células del sistema inmunitario comienzan a atacar a los órganos sanos y causan inflamación y lesiones.

El lupus eritematoso sistémico, también denominado lupus a secas, puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero sobre todo a las articulaciones, la piel, y las membranas que rodean los pulmones o el corazón y los riñones.

El LES es una enfermedad rara, pero parece que su frecuencia está aumentando. La mayoría de casos se dan en mujeres.

Los primeros síntomas del LES pueden ser inespecíficos, como sentir un gran cansancio, dolor intenso y sensación de malestar general, y es fácil confundirlo con otras enfermedades.

En algunos casos el LES puede ser muy grave e incluso mortal. Algunas personas con LES sufren infecciones graves y otras experimentan lesiones arteriales que ocasionan infarto de miocardio, accidente cerebrovascular e insuficiencia renal. Sin embargo, los médicos están mejorando sus conocimientos sobre el LES y están encontrando mejores tratamientos.

El tratamiento del lupus sistémico

El lupus eritematoso sistémico no tiene cura pero disponemos de muchos medicamentos para aliviar los síntomas.

Las personas afectadas pueden tomar analgésicos como la Aspirina® o el paracetamol para aliviar los dolores, y pueden tomar esteroides para reducir la inflamación y reducir la actividad del sistema inmunitario.

Otros medicamentos potentes eliminan la inflamación y deprimen el sistema inmunitario. Entre éstos se encuentran los fármacos utilizados para prevenir el rechazo de los órganos trasplantados, fármacos contra el cáncer y antipalúdicos.

Con todo, ninguno de esos fármacos se ha pensado específicamente para el LES. Las nuevas investigaciones están buscando mejores medicamentos dirigidos contra las células inmunitarias que parecen ser las responsables del LES.